nav-left cat-right
cat-right

Estados Unidos: indignación por muerte de joven afroamericana

Estados Unidos: indignación por muerte de joven afroamericana

Esta vez no fueron policías, sino un “statetrooper” (guardia nacional) del estado de Texas. En un vídeo que circuló ampliamente por las redes durante la última semana se muestra como el oficial Brian Encinia detiene a la mujer afroamericana Sandra Bland, de 28 años, quien venía viajando desde Chicago para tomar un nuevo trabajo en Texas.

El episodio comenzó cuando Encinia detuvo el auto que conducía Sandra Bland por no poner la luz de giro, y luego de un intercambio de palabras la obliga a salir del auto de forma arbitraria. Sandra comenzó a cuestionar al guardia nacional, preguntándole por qué debía salir de su coche.

El autoritarismo de Encinia no termina aquí, sino que continua con trato abusivo y violento que incluyó la amenaza de dispararle con una pistola de descarga eléctrica (taser).

Sandra Bland fue arrestada luego de preguntarle al oficial, reiteradas veces, cuáles eran los motivos para detenerla. Las autoridades calificaron este hecho como resistencia a la autoridad y Sandra fue acusada de agredir a un oficial, mientras intentaba defenderse de los golpes.

Durante la detención, Sandra se opuso al trato abusivo y discriminatorio del agente Encinia, legitimado por el estado de Texas para ejercer la “autoridad” en la vía pública. Tres días después, Sandra fue encontrada colgada en su celda.

Los detalles de la muerte de Sandra Bland son confusos, y tanto familiares como amigos han rechazado la hipótesis del suicidio y exigido una investigación independiente.

Con el correr de los días, los grandes medios de comunicación tuvieron que publicar estos hechos, ya que bajo consignas como #SayHerName (“digan su nombre”), #JusticeForSandraBland (Justicia para Sandra Bland) y #WhatHappenedToSandraBland (Que le paso a Sandra Bland) el caso recorrió las redes sociales y trajo una vez el grito de justicia y #BlackLivesMatter.

El jefe de policía del condado (Sheriff), Glenn Smith, contaba con antecedentes de prácticas racistas en otras regiones del país, y por este motivo había sido trasladado a Texas.

La noticia de la muerte de Sandra hizo que otros casos de jóvenes afroamericanos muertos salgan a la luz en los últimos días.

Bland fue parte del activismo en contra del racismo y la brutalidad policial, #BlackLivesMatter. Estaba a punto de conseguir un nuevo trabajo, y según cuenta su madre “Sandra quería establecerse en Texas para terminar con las injusticias del sur de EE UU”.

Fuente: Diagonal