LA AUDIENCIA NACIONAL EXIGE EL PAGO DE MULTA MILLONARIA (14.400€) A UN TARTALARI ANTI TAV PARA EVITAR INGRESO EN PRISION

A finales del 2013, cuatro miembros del movimiento de desobediencia al TAV Mugitu! fueron juzgados en la Audiencia Nacional con peticiones entre 5 y 9 años de cárcel. La sentencia dictó dos años de cárcel y 900€ de multa a cada uno de los tres tartalaris además de un año de cárcel y 300€ a una cuarta persona como colaboradora necesaria en la acción. Estas cuatro personas también fueron condenadas a pagar 1.234 € de costas del juicio en concepto de honorarios del abogado y procurador de Yolanda Barcina. El pasado noviembre el Tribunal Supremo desestimó el recurso interpuesto por la defensa haciendo firme la sentencia de la Audiencia Nacional. Una vez que se pagaron las multas y las costas del juicio, los abogados de la defensa solicitaron la suspensión de la pena para los cuatro encausados con el fin de evitar el ingreso en prisión.

Esta suspensión fue concedida a tres de ellos pero fue rechazada para el cuarto, Julio Villanueva, por entender la fiscalía que éste contaba con antecedentes penales computables. Ante la inminente orden de ingreso en prisión por dos años de esta persona, los abogados presentaron un escrito solicitando la sustitución de la pena de prisión por multa. En auto firmado el pasado 28 de Abril por Fernando Grande Marlasca, se acepta esta solicitud de sustitución con carácter excepcional, ya que no es nada normal la sustitución por multa de penas de cárcel superiores a un año. La suma económica a pagar es muy elevada ya que supone el doble de los años de cárcel (4 años) a multiplicar por 10 €/día lo que totalizarían 14.400€. Ante esta enorme cantidad los abogados presentaron un recurso de súplica solicitando la reducción a 2 €/día, petición ésta que ha sido desestimada por lo que la multa a pagar para evitar la cárcel se mantiene con carácter firme e irrevocable en 14.400 €.

Desde Mugitu! Mugimendua y el grupo de apoyo a los tartalaris anti TAV queremos denunciar este nuevo episodio represivo contra la oposición a esta infraestructura. Queremos destacar que este proyecto despilfarrador, inútil, destructor y antisocial nos lo quieren imponer por la fuerza, reprimiendo y criminalizando a la oposición que se alza contra él. Recordemos como en el proceso a los tartalaris hay una voluntad inequívoca de castigo: intento de criminalización medíatico, utilización de un juzgado de excepción como la Aundiencia Nacional para juzgar un hecho ocurrido fuera del Estado español, y penas desproporcionadas y abusivas para un hecho que internacionalmente, en la mayoría de los casos, no conlleva responsabilidades penales.

Es muy ilustrativo que en el Registro Central de Penados aparezca en la ficha de los encausados la acción de el entartamiento como “atentado banda armada contra las personas”(sic). Recordemos también como los antecedentes penales por los que en este caso no se ha suspendido la condena de cárcel son debidos a los hechos de Urbina, una auténtica salvajada de la Ertzaintza contra una iniciativa de desobediencia civil pacífica e inofensiva, que se saldó con ocho personas detenidas, decenas de contusionados y un ambiente de terror que se extendió por el pueblo y alrededores afectando a miles de personas que se encontraban allí. Uno de los ocho detenidos fue Julio que tras ser juzgado fue condenado a 7 meses de cárcel. Ante esta nueva vuelta de tuerca de represión y criminalización del movimiento anti TAV, hacemos un llamamiento para apoyar económicamente y evitar el ingreso en prisión por dos años de uno de los tartalaris. Os volvemos a pedir un nuevo esfuerzo ingresando vuestra aportación en el numero de cuenta abajo citado o participando en los diferentes actos de apoyo que detallaremos pasado el verano. Sigamos desobedeciendo. Es el momento de parar el TAV.

Iruñea, 16 de Julio de 2015

Apoyo económico: 3035.0068.08.0680058591 Basagure taldea (Laboral Kutxa)