nav-left cat-right
cat-right

Macrocárcel en Zabaia: Basurero Humano

Macrocárcel en Zabaia: Basurero Humano

Tras cinco años de oposición a la construcción de la nueva Macro-cárcel en territorio alavés, el Ministerio de Interior del Gobierno español no solo la ha construido, sino que lo ha hecho saltándose a la torera toda la legislación alavesa en materia de protección medioambiental y en contra de la voluntad de la mayoría de la sociedad alavesa a la que ni siguiera ha consultado.

Lo ha hecho construyendo lo que será un auténtico vertedero de personas hacinadas en minúsculas celdas para dos personas, gastándose más de 100 millones de euros en su construcción y convirtiendo a Álava en el territorio con mayor índice de personas presas por habitante, cuando nuestro territorio es uno de los que registra menores índices oficiales de criminalidad y una de las tasas más bajas de personas penadas por habitante.

Lo ha hecho con nuestro dinero y nos saldrá muy caro mantenerla anualmente. Costará más de 15 mil euros anuales por plaza lo que representa más de 15 millones anuales de euros que han de costearse con dinero público y no nos olvidemos de que ese gasto no va destinado a las personas presas, sino que va destinado a alimentar un negocio del que se benefician empresas privadas que suministran y abastecen las cárceles, nuevos funcionarios del estado, etcétera.

Lo están haciendo con el beneplácito de un poder judicial supeditado a decisiones políticas sin precedentes, puesto que es la primera vez que un Tribunal Supremo considera legítima una decisión del Consejo de Ministros de no exigir  la evaluación de impacto ambiental a la construcción de una infraestructura de estas características. Lo están haciendo por iniciativa de los partidos políticos hegemónicos y con la complicidad de empresas mediáticas que se comportan como mera correa de transmisión de intereses contrarios y ajenos a los intereses generales de la ciudadanía.
No solo desde la Diputación Foral de Álava, desde el Gobierno Vasco o desde el propio Parlamento Vasco que aprobó una proposición no de Ley pronunciándose en contra de la construcción de Macro-cárceles, sino también desde los  sindicatos mayoritarios se han venido denunciando las irregularidades en la contratación y la precariedad con la que la administración está haciendo trabajar a los operarios que construyen la nueva Macro-cárcel en Iruña de Oca. También han denunciado el hecho de que se han importando trabajadores en precario de fuera de Álava, cuando (desde el Ministerio de Interior,) la propia Directora General de Prisiones manifestó que la construcción de la cárcel supondría la creación de puestos de trabajo en el municipio y en la provincia, tratando así, mediante mentiras, de convencer a la sociedad de la bondad de este proyecto.

No podemos olvidar que Álava cuenta con menos de 500 personas penadas y lo que necesita no son dos Macro-cárceles para más de 2.000 reos. Necesita servicios específicos y de pequeño tamaño, medidas penales distintas a la reclusión, apoyo a la red institucional y asociativa de servicios sociales que trabajamos en el acompañamiento y promoción social de las personas presas como forma más eficaz de evitar el recurso al delito ante la ineficacia de la cárcel para estas funciones.
Por todo ello consideramos que la Diputación Foral de Álava tiene la obligación de recurrir al Tribunal Constitucional la desafortunada decisión del Tribunal Supremo hasta agotar si hiciera falta en instancias europeas la vía judicial para demostrar la ilegalidad e imposición de este proyecto contra derecho.

MAKROKARTZELA ZABAIAN:

GIZAKIENTZAKO ZABORTEGIA  ARABAKO NATURA INGURUNEAN

Arabako lurraldean proiektatutako makrokartzela berriaren kontrako bost urtetako lanaren ondoren, Espainiako Gobernua azpiegituraren eraikuntzaren azken fasean da. Ingurumenaren babeserako Arabako legedia errespetatu gabe egin du aurrera, eta biztanleriaren iritzia kontsultatu gabe.

Pertsonentzako hondakindegia da eraiki dena, presoak binakako ziega txikietan pilatuta mantenduko dituen azpiegitura erraldoia, bidean 100 milioi euro baino gehiago utziaz. Araba, biztanleko preso kopuru altuena duen lurraldea bilakatuko da honenbestez; Araba, kriminalitate indize baxuenetarikoa eta ehunekoetan zigortutako pertsona kopuru eskasenetarikoa agertzen duen lurraldea.

Diru publikoarekin, guztion diruarekin eraiki da Zabaia, eta oso garesti aterako zaigu aurrerantzean ere bere mantenua: urtean, plaza bakoitzeko, 15 mila euro, guztira 15 milioi baino gehiago.  Eta ez dezagun ahaztu diru hau ez dagoela presoei bideratua. Negozio erraldoi batean xahutzen da, zeinaren onuradun nagusiak enpresa pribatuak diren (kartzelak eraikitzen dituztenak, hornikuntzaz arduratzen direnak…).

Botere judizialaren onespenarekin ari da gertatzen guzti hau. Erabaki politikoekiko aurrekaririk gabeko menpekotasuna erakutsi duen botere judiziala. Izan ere, lehenengo aldia da Epaitegi Gorenak Ministroen Kontseiluaren gisa honetako erabaki bat -ingurumen-eraginaren inguruko azterketarik ez egitea mota honetako eraikuntza baterako- legezkotzat jotzen duena. Alderdi politiko nagusien ekimenak bultzatuta ebatzi dute, jendartearen interesen kontra diharduten hedabideen babesarekin.

Arabako Foru Aldundia zein Eusko Jaurlaritza makrokartzelak eraikitzearen aurka azaldu dira, Gasteizko Legebiltzarrak ez-legezko proposamen bat onartu zuen zentzu berean. Sindikatu nagusiek salatu egin dituzte halaber Langraitzeko makrokartzelaren eraikuntzan lanean dabiltzan langileen lan-baldintza eskasak zein kontratazioetako irregulartasunak. Arabatik kanpoko langileak baldintza prekarioetan ekarri direla salatu dute, eta gogoratu behar dugu, bertako biztanleria gezur bidez konbentzitu nahian, Espainiako Espetxe Erakundeetako zuzendariak kartzelaren eraikuntzak udalerrian lanpostuak sortuko zituela ziurtatu zuela bere garaian.

Arabak kartzelarekin zigortutako 500 pertsona baino gutxiago ditu, ez ditu behar bi kartzela 2.000 gatibu baino gehiagorentzako. Berariazko eta tamaina txikiko zerbitzuak behar ditu, giltzapetzeaz bestelako neurri penalak, eta presoen babesean eta laguntzan diharduten elkarteei zein bitarteko instituzionalei laguntza handiagoak bideratzea. Kartzelak aspaldi erakutsi zuen bere porrota eta gaitasun eza delituaren trataeran.

Guzti honengatik, eta Epaitegi Gorenaren erabakiaren legezkotasunik eza eta inposaketa agerian usteko, Arabako Foru Aldundiak Epaitegi Konstituzionalean errekurritzeko obligazioa duela uste dugu, beharrezkoa izatekotan bide judizialean Europaraino ere ailegatuz.