Mecanismo para la Prevención de la Tortura.

100914 SOBRE EL MECANISMO PARA LA PREVENCIÓN DE LA TORTURA.  //

ESCRITO SOLICITUD APLICACION MECANISMO PREVENCIÓN DE LA TORTURA

Carta de Aitziber Ezkerra Segurajauregi a la Defensora del Pueblo en funciones y responsable del Mecanismo para la Prevención de la Tortura del OPCAT.

El día 3 de Agosto del presente, fui detenida en el curso de una operación policial antiterrorista por la Policía Autonómica vasca, permaneciendo en detención incomunicada hasta el 6 de agosto, que fui puesta a disposición judicial.

El 2º día de detención, si no recuerdo mal, recibí una visita de dos hombres que se presentaron como delegados de un órgano de prevención de la tortura, presentando cierta documentación que, derivado de la desorientación por el trato que estaba recibiendo, no pude realmente retener. Después,  al comparecer ante el juez responsable de la operación  Fernando Grande- Marlaska, este me preguntó si había recibido la visita de alguien relacionado con el Defensor del Pueblo. Posteriormente, tras ser levantada la incomunicación y pudiéndome poner en contacto con mis abogados, llegamos a la conclusión de que se podría tratar del Mecanismo para la Prevención de la Tortura que usted gestiona.

El primer punto que quisiera poner a su consideración es solicitar una aclaración sobre si realmente las personas que me visitaron dependen de este organismo, y si así fuera, qué responsabilidad ostentan. Durante la reunión que mantuve con los que ahora interpreto delegados de este Mecanismo, no pude hablar con ellos en libertad ya que me encontraba en una situación absoluta de indefensión y coacción. Por un lado por la proximidad de los policías bajo cuya custodia me encontraba y por otro, por la absoluta falta de empatía que ambos delegados mostraron en todo momento con la narración que les intentaba realizar sobre el trato que estaba recibiendo.

Entiendo que si estas personas son especialistas en la defensa de los derechos humanos y pretenden evitar la tortura, no deberían tener ninguna duda sobre el tratamiento que se le debe dar a una persona detenida. Por tanto, cuando les pregunté si era legal que me realizasen interrogatorios continuos y en contra de mi voluntad, pusieron en duda si se podían llamar interrogatorios ya que lo hacían en el momento que me sacaban a comer. En efecto, ante la denuncia de que estaba siendo interrogada de forma continua y en contra de mi voluntad, además de estar recibiendo amenazas y humillaciones de diverso origen, se limitaron a minimizar mi testimonio.

Llegaron a sugerir que me estaría equivocando al interpretar el tratamiento que me estaban dando, y que simplemente me estaban “deseando el mal”, y cito literalmente. Su actuación fue muy poco profesional y su actitud solo puedo tildarla de consentimiento o contemporizadora con el trato degradante que estaba sufriendo y que además, les estaba narrando. Así, quisiera conocer el protocolo de actuación que estos siguen, ya que si bien parecía que disponían de una especie de formulario, tengo dudas de que realmente lo emplearan. De hecho, solo me cursaron tres preguntas absolutamente irrelevantes y sin ningún punto de referencia con el trato que estaba recibiendo, verdadero fin de un mecanismo de monitoreo sobre la existencia de un trato cruel, inhumano o degradante. Me asalta el temor de que los extremos recogidos en dicha entrevista no sean exactos o fehacientes, amén de la posibilidad de que los puntos más relevantes de mi testimonio no hayan sido recabados.

Por último, quisiera tener conocimiento de qué procedimiento sigue el informe que, en su caso, hayan podido recoger estas personas y el tratamiento y la difusión que este tendrá. En concreto, ante la duda que albergo en referencia a la veracidad y oportunidad de los datos personales que en él se puedan recoger, para ejercer los oportunos derechos de acceso y en su caso, rectificación o cancelación que la Ley de Protección de Datos me otorga. Sin más que agradecer de antemano una pronta contestación, se despide

atentamente,

Aitziber Ezkerra Segurajauregi