nav-left cat-right
cat-right

SALHAKETA SOLIDARIA CON EKAITZ SAMANIEGO

SALHAKETA SOLIDARIA CON EKAITZ SAMANIEGO

Los muchos que conocen a Salhaketa – tras treinta años de trabajo de apoyo y solidaridad con las personas presas, de denuncia constante del sistema penitenciario español,  machacador de las personas encarceladas, por su dignidad y personalidad – no se extrañarán de que hagamos un brindis por Ekaitz Samaniego.

Enterados de la injusta condena,  a la que le han sometido Tribunales de dudoso prestigio a favor de la justicia -como el Tribunal de excepción de la Audiencia Nacional, y el T. Supremo, especialmente cuando enjuicia a ciudadanos vascos, no podíamos estar ausentes a la hora de visibilizar la protesta de numerosas personas y colectivos sociales, sindicales y políticos gasteiztarras ante la condena política de ocho años de cárcel que roba la juventud a un chaval de 22 años.

Por eso hemos seguido con cariño y participado en las movilizaciones llevadas a cabo, en la calle y en la parroquia de N. Srª de los Ángeles, de Gasteiz, a lo largo de la semana última del año 2011, identificándonos con su trabajo por hacer una sociedad vasca más justa.

Nos hemos cruzado con él todas las semanas, puntualmente, desde hace meses y años, los miércoles en Hala Bedi Irratia. El equipo  de chavales que con  Ekaitz,  vienen transmitiendo música en euskera, haciendo bertsolarismo, cultura …..nos entregaba el testigo y nos daba paso, a las nueve de la noche, al programa “La Pila” patrocinado por Salhaketa y dirigido a las personas presas de las cárceles de nuestro entorno y a las solidarias, en la F. M. 107.4. Han sido momentos de abrazos, saludos, risas entre los integrantes de uno y otro programas. Por eso sabemos bien del trabajo de este joven en esta área y en otras.

Y por eso mismo, nos ha causado profunda indignación la condena impuesta, en un proceso que – en nuestra opinión, sustentada por numerosos testimonios – ha carecido de las garantías procesales que todo Estado, que se dice de Derecho, debe aplicar.

Y sabemos que las condenas y, más aún, las de larga duración dañan y destruyen a la persona, si no se tiene la conciencia muy madura y formada  para hacer frente a la mecánica represiva de los carceleros.  Como hemos repetido tantas veces,  la Institución carcelaria ha demostrado, hasta la saciedad, ser una forma de violencia ilegítima. Aplica los mismos paradigmas que dice combatir: la violencia, la degradación, el trato humillante, el sometimiento, el miedo, la impunidad …

Nos encontramos con una de las numerosas contradicciones del sistema Penal. Por una parte instituye – alardeando de ello aún cuando su implantación resulte anecdótica- el trabajo a favor de la Comunidad como alternativa a la prisión y reparación del daño causado. Y al mismo tiempo, en este caso se aparta a Ekaitz de la misma, se le niega su buen hacer, se le impide el trabajo político y social y se le “secuestra” tras los barrotes por un periodo de ocho largos años.

Están gravemente  equivocados quienes propalan falsos asertos, como los que acabamos de oír, recientemente, en los Medios : “la Justicia es igual para todos”. Apostamos doble contra sencillo, a que no veremos condenas de cárcel, de tanta cárcel, a los imputados de cuello almidonado por malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude fiscal, prevaricación, instrumentalización de ONGs ….

Firmado: Asociación de apoyo a personas presas Salhaketa Araba.

Vitoria-Gasteiz 9 de enero de 2012

J. Ramón Pérez DNI. 16.170.560 L. // Bego Oleaga Erdoiza DNI 14842035 C.