Treinta personas en huelga de hambre en el CIE de Zona Franca denuncian otra versión en relación a la muerte del ciudadano armenio

Alrededor de 30 internos del CIE de la Zona Franca de Barcelona, han iniciado una huelga de hambre denunciando los hechos sucedidos la madrugada del 3 de diciembre, que acabaron con la muerte de un ciudadano de origen armenio. Se llamaba Aramis Manukyan, pero sus amigos y conocidos le llamaban Alik. Tenía 32 años, una hija de siete años y llevaba 12 días interno en el CIE de la Zona Franca.

En las últimas horas se ha estado trabajando para contrastar la versión proporcionada por la Policía Nacional, recogiendo el testimonio de internos del CIE, amigos y familiares. Todos ellos coinciden en una versión de los hechos totalmente distinta a la versión oficial. Según las fuentes consultadas, antes de morir, Alik recibió golpes por parte de los agentes policiales y acto seguido, fue internado en una celda de aislamiento, des de la que habría estado gritando durante horas, antes de que sucediera el trágico desenlace.

A estas horas, se están realizando gestiones para comunicar al Juzgado al que al parecer ha sido asignada la investigación de este caso, así como a los Juzgados de Control de CIE’s, para que con la mayor urgencia, recaben las imágenes de las cámaras de seguridad y suspendan las eventuales expulsiones de los internos que puedan tener información relevante. Igualmente, se sigue trabajando para recabar más datos, a pesar de la opacidad que impera en estos centros.

Exigimos que se lleve a cabo una investigación judicial rápida, imparcial y profunda sobre el resultado de muerte de Alik sucedida en el CIE de la Zona Franca la madrugada del pasado 3 de diciembre.

 

Justicia para Alik.

Asociación Armenia Ararat

Campaña Tanquem els CIE

Rereguarda En Moviment

 

Fuente: Tanquem els CIE